Reforma tributaria permite a personas con discapacidades invertir más dinero en cuentas ABLE, extiende elegibilidad para crédito del ahorrador

 De acuerdo con el Servicio de Impuestos Internos, las personas con discapacidades ahora pueden poner más dinero en sus cuentas de Experiencia de Vida Mejorada (ABLE, por sus siglas en inglés) favorecidas por impuestos y, por primera vez, pueden calificar para el crédito del ahorrador para trabajadores con ingresos bajos y moderados.

La Ley de Empleos y Reducción de Impuestos, la legislación de reforma tributaria promulgada en diciembre, introdujo cambios importantes a la ley tributaria para 2018 y años futuros, que incluyen el aumento de la deducción estándar, la eliminación de exenciones personales, el aumento del crédito tributario por hijos, la limitación o descontinuación de ciertas deducciones y cambios a tasas y categorías tributarias.

La nueva ley también permite a las personas elegibles con discapacidades poner más dinero en sus cuentas ABLE, calificar para el crédito del ahorrador (en inglés) en muchos casos y transferir dinero de sus planes 529, también conocidos como programas calificados de matrícula, a sus cuentas ABLE.

Los estados pueden ofrecer cuentas ABLE, especialmente diseñadas para personas que tienen una discapacidad antes de los 26 años. Al reconocer las cargas financieras especiales que enfrentan las familias que crían niños con discapacidades, las cuentas ABLE están diseñadas para ayudar a las personas con discapacidades y sus familias a ahorrar para y pagar los gastos relacionados con la discapacidad. Aunque las contribuciones no son deducibles, las distribuciones, incluidas las ganancias, son libres de impuestos para el beneficiario designado si se usan para pagar los gastos calificados por discapacidad. Estos gastos pueden incluir vivienda, educación, transporte, salud, prevención y bienestar, adiestramiento y apoyo laboral, tecnología de asistencia y servicios de apoyo personal, y otros gastos relacionados con la discapacidad.

Normalmente, las contribuciones que ascienden hasta el monto anual de exclusión del impuesto sobre regalos, actualmente $15,000, se pueden hacer a una cuenta ABLE cada año para una persona elegible con una discapacidad, conocida como beneficiario designado. Pero, a partir de 2018, si el beneficiario trabaja, el beneficiario también puede contribuir una parte o la totalidad de su ingreso a su cuenta ABLE.

Esta contribución adicional se limita al monto de la línea de pobreza para un hogar de una persona. Para 2018, esta cantidad es de $12,140 en los EE. UU. continentales, $13,960 en Hawái, y $15,180 en Alaska. El beneficiario designado no es elegible para hacer esta contribución adicional si su empleador contribuye a un plan de jubilación en su lugar de trabajo.

Además, a partir de 2018, los beneficiarios de la cuenta ABLE pueden calificar para el crédito del ahorrador, en función de las contribuciones que realicen a sus cuentas ABLE. Hasta $2,000 de estas contribuciones califican para este crédito especial, diseñado para ayudar a los trabajadores con ingresos bajos y moderados. Reclamado en el Formulario 8880, Crédito por contribuciones calificadas a ahorros para el retiro, este crédito puede reducir la cantidad de impuestos que una persona adeuda, o aumentar su reembolso. Al igual que otros formularios de impuestos del IRS, el Formulario 8880 se revisará más adelante este año para reflejar los cambios realizados por la nueva ley.

Además, los beneficiarios de cuentas ABLE ahora también son elegibles para transferir una cantidad limitada de dinero de sus planes 529 a sus cuentas ABLE, o las cuentas ABLE de ciertos familiares.

Al igual que otros trabajadores, los beneficiarios de cuentas ABLE y otras personas con discapacidades deben asegurarse de que se les retiene la cantidad correcta de impuestos de su salario. Debido a los cambios tributarios de largo alcance que entraron en vigencia este año, el IRS insta a todos los empleados a realizar una verificación de su cheque de pago ahora. Hacerlo ahora ayudará a evitar una factura de impuestos inesperada de fin de año y posiblemente una multa. La forma más fácil de hacerlo es usar la Calculadora de Retención, disponible en IRS.gov.

Para obtener más información acerca de las cuentas ABLE y los cambios en la reforma tributaria, visite IRS.gov/reformatributaria.

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn

ÚNASE A LA CONVERSACIÓN, LE INVITAMOS A COMPARTIR ESTE ARTÍCULOS EN SUS REDES SOCIALES