Jubilados: eviten una factura de impuestos inesperada; verifiquen que retención de impuestos de pagos de pensiones sea suficiente; Calculadora de Retención del IRS puede ayudar

Con los cambios importantes que trae la reforma tributaria para el próximo año, el Servicio de Impuestos Internos instó hoy a los jubilados a asegurarse de que paguen suficientes impuestos durante el año al usar la Calculadora de Retención, disponible en IRS.gov.

Este es el segundo de una serie de cuatro comunicados de prensa destinados a ayudar a los contribuyentes a pagar la cantidad correcta de impuestos y evitar una multa por impuestos estimados. Durante esta serie, el IRS destaca los recursos y herramientas disponibles a los contribuyentes, para ayudar a evitar una sorpresa al momento de los impuestos. Esto es parte de la campaña “Verifique su cheque de pago” para alentar a las personas a verificar su situación tributaria lo antes posible.

La Ley de Empleos y Reducción de Impuestos, promulgada en diciembre de 2017, modificó la forma en que se calcula el impuesto para la mayoría de los contribuyentes, incluyendo los jubilados. Entre otras reformas, la nueva ley cambió las tasas tributarias, aumentó la deducción estándar, eliminó las exenciones personales y limitó o suspendió ciertas deducciones. Como resultado, muchos contribuyentes pueden necesitar cambiar la cantidad de impuestos que pagan durante el año.

Para los jubilados que reciben una pensión mensual o un cheque de anualidad, esto puede significar cambiar la cantidad de impuestos federales retenidos. La manera más fácil de hacerlo es con la Calculadora de Retención, disponible en IRS.gov. Aunque diseñada principalmente para empleados que reciben salarios, esta herramienta en línea también puede ser útil para aquellos que reciben regularmente pagos de pensión o anualidades, generalmente mensualmente o trimestralmente.

Al igual que los empleados, los jubilados pueden usar esta calculadora en línea para estimar sus ingresos totales, deducciones y créditos tributarios para 2018. Como se indica en las instrucciones de la Calculadora de Retención, los jubilados deben tratar su pensión como un trabajo e ingresar el monto bruto de cada pago, con qué frecuencia reciben un pago (mensual, trimestral, etc.) y la cantidad de impuestos retenidos en lo que va del año.

Para proteger la privacidad de los contribuyentes, el IRS enfatizó que la Calculadora de Retención no solicita ninguna información de identificación personal como nombre, número de seguro social, dirección o números de cuentas bancarias. Además, la agencia no guarda ni registra ninguna de la información ingresada en la calculadora.

Para usar la Calculadora de Retención de manera más efectiva, los usuarios deben tener a mano una copia de la declaración de impuestos del año pasado. Además, conocer o tener un registro del total de impuestos federales retenidos en lo que va del año también hará que los resultados de esta herramienta sean más precisos. Después de completar la Calculadora de Retención, la herramienta recomendará el número de beneficios permitidos que un beneficiario de pensión debería reclamar.

Si el número es diferente al número que reclaman ahora, deben completar un nuevo formulario de retención. Reclamar más beneficios permitidos reduce la cantidad de impuestos deducidos; reclamar menos beneficios permitidos aumenta la retención de impuestos. Si el reclamo de beneficios permitidos es cero y esto no cubre la cantidad de impuestos que espera pagar, la herramienta le recomendará que soliciten al pagador que retenga un monto adicional fijo de dólares de cada pago.

Los beneficiarios de pensiones pueden hacer un cambio de retención al completar el Formulario W-4P, disponible en IRS.gov, y entregarlo a quien le paga. Este formulario es similar al Formulario W-4 que los empleados entregan a sus empleadores. Para dar tiempo a quien le paga para aplicar los cambios de retención requeridos a tantos pagos como sea posible, el IRS insta a los jubilados a presentar los nuevos Formularios W-4P tan pronto como sea posible a quien le paga.

Debido a la cantidad limitada de tiempo restante para 2018, puede que algunos jubilados no puedan cubrir adecuadamente su obligación tributaria esperada mediante la retención. En ese caso, otra opción es realizar pagos trimestrales de impuestos estimados directamente al IRS.

Debido a que el sistema tributario de los EE. UU. opera según el sistema de pague según gane, la ley exige que todos paguen la mayor parte de sus obligaciones tributarias durante el año. Hacerlo ayudará a evitar una factura de impuestos sorpresa de fin de año y, en algunos casos, una multa. Para obtener más información acerca de la multa, que incluyen detalles acerca de excepciones y las reglas especiales que pueden aplicarse, consulte la Publicación 505, Retención de impuestos e impuestos estimados, disponible en IRS.gov.

Hacer pagos de impuestos estimados también es una opción para las personas que reciben ingresos no sujetos a retención. Esto incluye los ingresos inesperados que las personas pueden recibir a finales de año, como las ganancias de capital en la venta de acciones o bienes, acciones o dividendos de fondos mutuos o los ingresos de la economía compartida.

El Formulario 1040-ES, disponible en IRS.gov, está diseñado para ayudar a los contribuyentes a calcular sus pagos de impuestos estimados de manera simple y precisa. Los materiales incluyen un resumen de los principales cambios tributarios de impuestos estimados, los cronogramas de la tasa del impuesto para 2018 y una hoja de trabajo para calcular el monto correcto a pagar.

La manera más rápida y fácil de hacer pagos de impuestos estimados es electrónicamente a través de Direct Pay del IRS o el Sistema Electrónico de Pago de Impuestos Federales (EFTPS) del Departamento del Tesoro. Para más información, visite IRS.gov/pagos

Independientemente de si los jubilados reciben o no una pensión, existe otra opción, disponible para la mayoría de ellos, para pagar su obligación tributaria durante el año. Pueden pedirle a la Administración de Seguro Social que retenga el impuesto sobre sus beneficios de Seguro Social. A diferencia de los salarios y las pensiones, la retención de los beneficios del Seguro Social y otros pagos del gobierno es voluntaria, y no se basa en retenciones de beneficios permitidos. En cambio, los beneficiarios pueden optar por que se les retenga el impuesto en una de cuatro tarifas: 7 por ciento, 10 por ciento, 12 por ciento o 22 por ciento. Para solicitar retención voluntaria y para obtener más información, obtenga el Formulario W-4V, disponible en IRS.gov.

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn

ÚNASE A LA CONVERSACIÓN, LE INVITAMOS A COMPARTIR ESTE ARTÍCULOS EN SUS REDES SOCIALES